Llevaba ya tiempo dándole vueltas a la idea de crear un blog en Internet. Eso sí, tengo que reconocer que esta no ha sido mi primera web, antes he tenido muchas otras. De todas las temáticas.

 

Siempre he querido tener un espacio para mí, donde poder escribir sobre cualquier cosa que pueda aportar valor y con este blog espero conseguirlo. Aquí podrás encontrar un poco de todo lo que hago, los proyectos en los que trabajo, estrategias para generar modelos de negocio rentables y cualquier cosa relacionada con el diseño y desarrollo web. En definitiva, todo en lo que esté metido.

 

Así que, en este post te voy a responder a una pregunta que seguro que te has hecho alguna vez, ¿por qué deberías de tener un blog? La respuesta es sencilla. Cualquier persona tiene algo interesante que contar o compartir con los demás, todos tenemos algo que nos caracteriza, ya sea un conocimiento, una experiencia o simplemente una idea, así que todos podemos aportar un valor diferente a cada lector.

 

Intenta crear algo diferente

 

En Internet existen blog sobre infinidad de temas. Sólo tienes que encontrar un tema que te apasione. El contenido de tu blog irá evolucionando con el paso del tiempo. Estoy seguro de que lo que pienses cuando empieces será muy diferente de lo que termines escribiendo. Además, un blog te permitirá conectar con personas que tengan tus mismas inquietudes.

 

Lo primero que tendrás que hacer será elegir un tema que te guste. A partir de aquí, tu objetivo deberá ser escribir para impactar de forma positiva con la gente que te lea, ya sea escribiendo sobre marketing, deporte, tecnología o sobre cocina. Eso sí, no intentes imitar a otros. Tienes que intentar crear un contenido diferente. Se trata de hacer un blog personal, de buscar la manera de diferenciarte del resto para poder aportar algo distinto. Tu meta debe ser que todos tus lectores vuelvan.

 

Un blog también te puede ayudar a crecer a nivel profesional. Podrá servirte de escaparate para compartir tu conocimiento y los proyectos en los que trabajas. Muchas empresas se han olvidado ya de los viejos curriculum y se dedican a buscar profesionales a través de Internet. Además, te puede servir para crear tu marca personal. O bien si ya tienes una para ayudarte a que siga creciendo.

 

No todo el mundo ha nacido para estar en Internet. Tener un blog es toda una aventura, tendrás que trabajar para crear un contenido que resulte interesante, deberás aprender a posicionarlo en los diferentes buscadores y además tendrás que crear un diseño que se adapte a lo que escribes. Aquí tendrás que añadir también todas aquellas tareas que te vayas encontrando por el camino. Eso sí, puedes estar tranquilo, si trabajas en todos los item anteriores estoy seguro de que merecerá la pena.

 

Como has visto, tener un blog te puede aportar muchas más cosas positivas que negativas. Cómo has visto, te servirá para hacer networking, te ayudará a potenciar tus habilidades núcleo y sobretodo te permitirá mejorar tu carta de presentación.

 

Así que ya sabes, ¡anímate y lanza tu propia página web! Yo, sin duda, te lo recomiendo, ¡nos vemos en los comentarios!